Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Amor Zombie (Life After Beth)

Amor Zombie (Life After Beth)

Si bien son varias las ocasiones en las que he mencionado que los vampiros y los zombies durante los últimos años se han vuelto unas criaturas que estaban presentes en todo el entorno audiovisual, también es cierto que entre toda esa gran cantidad de películas y series producidas siempre hay algo más o menos llamativo. Y seamos sinceros, si alguien (como es mi caso) disfruta viendo a los chupasangres y a los caminantes en pantalla, con que haya una mínimo de originalidad y entretenimiento lo agradecerá.

Zach se encuentra deprimido tras la repentina muerte de su novia Beth. Y una de las cosas que más malestar le causa a Zach es no haber podido despedirse adecuadamente de Beth, por lo que lamenta algunas cosas que hizo cuando estaban juntos. Sin embargo, al poco tiempo de morir, Beth regresa a la vida.

Amor Zombie (Life After Beth)Me gustaría empezar comentando el horrible título que se le ha dado en España. Además de que no tiene nada que ver con su título original en el idioma anglosajón, no se sabe lo que los responsables de marketing intentan vender. ¿Una comedia? ¿Una cinta de terror y comedia? ¿Una comedia romántica con un humor muy negro? ¿Un film indie muy bizarro? ¿O quizá una historia más enfocada para el divertimento del público joven en la línea de Memorias de un zombie adolescente? A este problema, hay que añadirle que se elimina el doble sentido al que hace referencia su nombre.

Pero bueno, ya me me he explayado  lo suficiente con un aspecto extracinematográfico, así que mejor comienzo. Al leer el argumento, se me vino a la mente una serie francesa llamada Les Revenants, y cuanto más iba avanzando la película, esa referencia se mantenía en mi cabeza con mucha más fuerza. La principal diferencia radica en el enfoque y en el tono. Si los encargados de darle el nombre castellano a la cinta han dado un nombre que cada uno lo puede interpretar libremente, quiero creer que se debe a lo inclasificable que es la propuesta. Se puede diferenciar una primera parte con ciertos toques de drama y comedia para narrar los aspectos de una relación de pareja y una segunda parte en la que el terror más post-apocalíptico hace acto de presencia por la puerta grande, aunque sin descuidar el tono. Pero esta ruptura puede molestar a los que estuvieran pasando un rato agrdable con su primera mitad como molestar a los que esperaran que la historia fuera por un camino de supervivencia en un mundo donde los muertos vuelven a la vida.

Aclarar que he mencionado que hay comedia, gags, chistes y situaciones cuanto menos peculiares, pero esto no es el humor autoconsciente y paródico de Zombies Party. Y sí, hay algunas escenas que pueden rozar lo inverosímil e incluso el histrionismo, pero en lo personal y debido a lo que me están contando, puedo hacer la vista gorda con este detalle. Señalar también que bajo todos los prismas esto es una cinta independiente, en ningún momento se hace pesada, todo lo contrario, es muy llevadera. Algo que creo que se debe a la fluidez del director y guionista Jeff Baena en la que es su ópera prima. A esta fluidez la otra virtud incontestable es el manejo ejemplar del humor, que si bien es cierto no es para todos los gustos, está muy bien tratado en todos los segmentos. Bueno, y que la historia es impredecible hasta cierto punto, algo que despierta el interés del que la está viendo.

Amor Zombie (Life After Beth)

Pasando a comentar el trabajo de su elenco, pongo especial atención en Dane DeHaan como Zach. He visto ya unos cuantos trabajos del joven actor y tiene ciertos tics a la hora de actuar que se repiten, pero me atrevería a decir que este es su trabajo más completo en el que puede expresar con naturalidad varias emociones: el estar enamorado, la pérdida de un ser querido, el miedo, la rabia, la impotencia. Y por supuesto, la historia no tendría sentido si no hubiese una actriz capaz de encarnar a Beth como es Aubrey Plaza, una chica que lo da todo por su personaje, que tiene un gran carisma y una gran química con DeHaan. Bueno, y quisiera romper una lanza a favor de Matthew Gray Gubler, a quien seguro que le mayoría le ubica por su rol en la serie Mentes Criminales, y que aquí interpreta al hermano de Zach, con quien tiene algunas de las mejores escenas de toda la película.

Resumuiendo, es el perfecto entretenimiento ligero para aquellos que les apetezca desconectar durante un rato. Algo que más de uno agradece y que de vez en cuando viene muy bien.

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos