Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas La clase

La clase | Filmfilicos, blog de cine

Tras el sabor agridulce que me dejó 120 pulsaciones por minuto hace un par de años, he decidido darle de algún modo una segunda oportunidad tal y como acostumbro, al director de la misma, que en esta ocasión ejerce como guionista. Esta oportunidad también viene empujada por una recomendación, y tras su visionado he de admitir que sí ha acabado resultando en una leve mejoría.

La película se centra en François, un profesor de lengua en un instituto situado en un conflictivo barrio de París. Pese a tratar con alumnos adolescentes que en muchas ocasiones no le facilitan su trabajo, François trata de enseñarles y desafiarles a través del diálogo. Sin embargo, al tratarse de una clase tan multicultural, las buenas intenciones de François y el resto de los profesores no siempre dan los resultados esperados.

Sin lugar a duda, lo mejor que tiene la cinta es la aproximación a las acciones con un marcado estilo documental. En todo momento se produce la sensación de que lo que uno está viendo en pantalla es un reportaje sobre cómo es la vida en un aula, una muy específica, pero un aula, al fin y al cabo. Y entiéndase que este estilo documental no le resta calidez a lo que narra. Si a eso se le suma el gran trabajo de montaje que se limita de manera muy inteligente y con fluidez al plano contraplano, la impresión de estar dentro de una clase es tangible.

La clase

Uno de los complementos perfectos para ese sencillo acabado visual son sus actores (encabezados por François Bégaudeau como el propio maestro actuando de nexo) que, aunque la inmensa mayoría son adolescentes sin experiencia delante de las cámaras, le da mucha más autenticidad al asunto. De hecho, revisándolo a posteriori, la mayoría de los actores mantienen su nombre real en la película. Y el otro factor en que se apoya el filme son los diálogos, ya sea entre profesor y alumnos, en la propia sala de profesores o de un profesor con los progenitores del alumno. Tal vez no se trate de unos diálogos que puedan ser calificados como brillantes, pero sí da esa sensación de naturalidad, esa familiaridad de que no hay diálogos impostados y que uno puede empezar con una cosa y acabar en otra de manera lícita.

Pero como no podía ser de otra forma, toda la película tiene un fuerte componente de crítica social. El principal subtexto tratado hace hincapié que, en las grandes zonas urbanas de París, por mucho que haya una multiculturalidad más o menos visible, no es sinónimo de que esas personas de diferentes etnias y procedencias tengan la vida fácil, como bien se demuestra. También se tratan asuntos como el poder que puede llegar a tener un profesor o dónde empieza la tarea de educar de un docente y qué educación deben dar los progenitores. Todo ello con una facilidad apabullante para pasar de la comedia al drama.

La clase

Desgraciadamente, en esta ocasión he vuelto a encontrarme con el mismo problema. Una de las mayores virtudes de ese reparto es que daba una sensación coral durante todo el metraje. Y si bien hay instantes muy concretos en el que un alumno puede tener una mayor relevancia de manera orgánica, que en su tercer acto casi pase a centrarse exclusivamente en un alumno pierde en parte el tono que han establecido. Aunque siendo esto una opinión muy personal, era necesario que ocurriese un suceso así, porque sino la cinta se hubiese convertido es una sucesión de escenas de un curso escolar sin una función clara más allá de predicar un discurso. Eso y que tampoco ayuda un ritmo ciertamente irregular.

Para ir finalizando, el cierre que le dan se siente como un final de ciclo, como el mismo curso escolar. Con lecciones aprendidas o no y con cierta incertidumbre de cara al futuro. Quizá pueda parecer un poco anticlimático, pero una vez bien digerido adquiere su sentido y es acorde con la sensación de realidad mostrada.

Artículos similares
La Ermita - Reseña de la película

Cualquiera menos tú | Reseña de la película

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.