Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Hasta los huesos

Película Hasta los huesos

Indudablemente, este año Netflix ha hecho correr ríos de tinta digital con su serie Por trece razones y la visión que propone sobre el suicidio, un tema cuanto menos tabú. Y la polémica volvió a salir a la palestra cuando se publicó el primer tráiler de una película que tras su paso por el Festival de Sundance adquirió Netflix para su distribución internacional. Pero, ¿por qué saltaron las alarmas? Porque trata otro tema tabú, los desórdenes alimenticios.

Ellen es una joven que padece de anorexia. Su internamiento en varias clínicas destinadas a tratar desórdenes alimenticios no han dado resultado. No conforme con ello, su madrastra decide probar suerte con un médico que emplea métodos poco convencionales.

Antes de empezar, quiero aclarar que no soy psicóloga ni nutricionista ni ninguna clase experta médica para hablar con detalle y conocimiento sobre la anorexia. Tampoco he visto casos cercanos a mí en los que esta enfermedad hiciera mella, por lo que todo lo que puedo saber viene gracias a lo que en algún momento he podido ver en un obras audiovisuales. Puede que este bagaje sobre una enfermedad no sea el suficiente ni el más adecuado, pero es todo cuanto puedo comentar respecto a este tema. Pero como yo no estoy capacitada para hablar del tema con profundidad, su directora y guionista, Marti Noxon, y la actriz principal, Lily Collins, son dos mujeres que sí han sufrido esta enfermedad, por lo que fiarse de su visión es un gran punto.

Hasta los huesos

El tratar de cerca una enfermedad siempre es un tema delicado y siempre se debe hacer con el mayor cuidado posible. Esto debería ser la norma general, y sin embargo, lo habitual es darle un enfoque muy melodramático o por el contrario, pasar de puntillas sobre el tema con el fin de no herir sensibilidades. He de decir que en este caso en particular presentan la anorexia con mucha naturalidad sin llegar a la romantización del trastorno y sin dar ninguna clase de lección moral salvo la evidente de pedir ayuda. Se puede ver con claridad cuales son las son las consecuencias de dicha enfermedad, tanto las médicas como las físicas. La cinta no tiene miedo de mostrar todo lo que supone sin que resulte extremadamente violento.

He quedado gratamente sorprendida de ver que se trata del primer largometraje de la directora, pues tiene un sentido del ritmo muy fluido y además logra construir un guión con el punto justo de acidez que no cae en lo melodramático y consigue el impacto justo de una triste realidad. La naturalidad se palpa en cada escena, ya sea por los diálogos y las situaciones de los personajes, unos planos largos que demuestran la destreza de los actores o por el hecho de que aquí si se quiere decir un taco, se dice un taco y nadie lo censura.

Hasta los huesos

Tratamiento aparte, hay que reconocer que cuando el film quiere ser emotivo lo consigue. Porque cuando una persona por desgracia está enferma, no solo le afecta a ella, el malestar y la preocupación también lo sufre el círculo familiar y de amigos más cercanos. En este caso no iba a ser diferente y el mérito además del guión es del reparto. En lo personal, considero que Lili Taylor es una actriz muy solvente si se le da un papel en el que tenga que sufrir, y en esta ocasión ha quedado reforzada mi teoría. Por supuesto, la labor realizada por Lily Collins como Ellen es reseñable, no solo por su transformación física sino por el personaje ciertamente antipático pero comprensible que construye, similar a lo que sucedía en The Edge of Seventeen. A la caracterización de la protagonista se le suman las interacciones con Luke, uno de sus compañeros de terapia y que al compartir escenas resultan entrañables; y con el Doctor Beckham, cuya relación con Ellen no podría ser más creíble.

A pesar de su buen sentido del ritmo, si es cierto que de cara el clímax se ralentiza un poco todo y se da una situación que rompe con todo lo visto hasta ese momento y que realmente, se podría haber contado de otra manera sin que chirriase tantísimo. Bueno, y me hubiese gustado gustado que el epílogo se alargase un poco para saber qué sucedió con los personajes que llevan mostrando durante toda la cinta. Debo añadir que una vez vista, no puedo entender la polémica que pueda generar, pero como ya he mencionado más arriba, esto se debe a la información que pueda tener yo y que como siempre, esto no es más que una opinión.

Artículos similares
1 respuesta en este artículo

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos