Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Infierno bajo el agua (Crawl)

Infierno bajo el agua (Crawl) | Blog de cine

Siempre es una delicia ver que un director al que se le tiene un especial aprecio y que generalmente suele cumplir de forma holgada con su cometido tiene un proyecto inminente. Las expectativas empiezan a crecer cuando las primeras opiniones y reacción del público indican un balance más positivo. Así pues, la larga espera ha llegado a su fin y la prueba de fuego se ha superado con todo el éxito que uno podía suponer. Os hablo de: Infierno bajo el agua (Crawl).

Un huracán de categoría 5 se aproxima a un pueblo de Florida. Hailey, a petición de su hermana, decide ir a comprobar si su padre ha sido evacuado ya que no contesta a las llamadas. En su antigua casa halla a su padre, pero cuando se disponen a salir comprobarán que la tormenta es el menor de sus problemas, pues deberán luchar para sobrevivir a unos caimanes hambrientos.

Una premisa muy simple, un uso mayoritario de una localización durante casi todo el metraje y un reducido numero de personajes son todo lo que se necesita para que la película funcione a las mil maravillas (y que todos estos elementos son una debilidad para quién escribe estas líneas). Y lo cierto es que la historia podría haberse quedado en una cinta común y corriente tirando a mediocre de animales asesinos bajo el agua. Afortunadamente, Alexandre Aja exprime hasta la última gota de ese guion a base de un excelente manejo de la tensión, y, por ende, un muy buen ritmo que casi no decae en ningún momento. A esto hay que sumarle que, al estar curtido en el género, sabe jugar muy bien con lo que podría esperar el público y sorprender hasta cierto punto con los tan manidos jumpscares, haciendo la experiencia mucho más disfrutable dentro de su tensión.

Infierno bajo el agua (Crawl)

Por si el buen manejo del ritmo y de las expectativas no fueran suficientes, ese estado de tensión permanente también lo genera el hecho de que si las cosas salen mal, pueden ponerse bastante peor e ir in crecendo hasta el clímax. Y todos los cimientos de la propia película podrían venirse abajo muy fácilmente si se optase por un tono humorístico o si la cosa acabase siendo una comedia involuntaria, pero aun habiendo espacio para algunos toques de humor, el gran mérito es presentarlo con un tono serio. Ayuda el hecho de que los personajes tengan el trasfondo justo y un vínculo de padre e hija necesario para que el espectador puede empatizar mínimamente con ellos en lugar de ponerse de parte de los caimanes. Puedo entender que haya gente a la que el drama entre estos personajes no le interese o pueda resultar uno de los puntos débiles para el conjunto, pero considero que es necesario porque hace que Infierno bajo el agua (Crawl) fluya un poco mejor y los personajes no queden reducidos a esbozos. Y Kaya Scodelario demuestra un potencial enorme como scream queen al pelear contra los reptiles asesinos con todas sus fuerzas.

Una vez aclarado que si uno quiere agarrarse con fuerza a su asiento o morderse las uñas con frenesí esta sería la opción adecuada, aquellos que vayan buscando sangre también se verán muy recompensados. Los que estén familiarizados con la filmografía de Aja saben como se las gasta el director galo en cuanto a hemoglobina y vísceras, y los que no se verán sorprendidos al comprobar que no escatima en violencia ni brutalidad. Incluso se puede apreciar más de un guiño a Tiburón y a la propia Piraña 3D del mismo Aja.

Infierno bajo el agua (Crawl)

Es igualmente destacable el apartado técnico de Infierno bajo el agua (Crawl), desde el diseño de producción de esa casa con sus recovecos y herramientas que dan tanto juego y generan tanto suspense, pasando por una fotografía que está a medio camino entre hacer un buen uso entre claros y oscuros adecuados para la incertidumbre del momento, aunque haya escenas en las que un poco más de luz no habría venido mal hasta un sonido que dependiendo de la situación necesita ser estruendoso.

Como negativa, dejando a un lado que con historias de este calibre quizás en más de una ocasión es obligación suspender la credibilidad, sí es cierto que hay mucha conveniencia del guion respecto a la forma de actuar de los depredadores, pero eso podría entrar dentro de la categoría de no pensar mucho en la situación y dejarse llevar por el frenetismo. Y sin entrar en spoilers y mucho menos estropear la diversión, ese cierre pide a gritos o un epílogo o un final un poco distinto. Dicho esto, quien decida acercarse a la película que sepa que encontrará petróleo donde aparentemente parecía que no había nada, siempre dentro de un contexto y un subgénero claro.

Artículos similares

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.