Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Ed Wood

Ed Wood - Filmfilicos Blog de cine

Si no me falla la memoria (y suele fallarme para lo que hice ayer, pero no para lo que me pusieron los Reyes en 1982), la primera película de Tim Burton que vi fue Batman (1989), en uno de los pequeños cines que por entonces aún existían en mi ciudad. Aunque me gustó, mi relación de adoración con excéntrico director no se forjó hasta la maravillosa Eduardo Manostijeras, en la que el tándem Burton-Depp me robó el corazón para siempre. Desde entonces, nunca les he fallado, y la verdad, ellos a mí tampoco. Poco me ha importado la crítica… si la protagoniza Johnny, y la dirige Tim, va a ser como la mejor tarta de chocolate. Que muchos te dirán que empalaga y engorda, pero ay, cómo la disfrutas bocado a bocado…

Ed Wood - Filmfilicos Blog de cineEn fin, dejemos de hablar de chocolate (esta cuarentena me está afectando más de lo que pensaba), y vayamos a por la película que hoy nos ocupa: Ed Wood (Tim Burton, 1994). Edward Davis Wood Jr., que a su muerte en 1978 adquirió el título de peor director de todos los tiempos (actualmente disputado por Tommy Wiseau), fue un director, guionista, actor, editor y productor estadounidense que durante la década de los 50 estrenó un puñado de películas para las que la etiqueta serie B se queda corta. Con un presupuesto ínfimo, actores no profesionales, guiones sin sentido, decorados de obra de teatro escolar y descartes de documentales, Wood creó algunas de las peores películas de la historia del cine. Y sin embargo, su desmedida pasión por crear cine y la especial amistad que entabló con el actor Bela Lugosi (anciano, arruinado y drogadicto) sirven a Tim Burton para crear el mejor de los homenajes no solo a director y actor, sino al cine de serie B.

¿Pero qué es el cine de serie B? Originalmente, esta etiqueta describía a las películas de cualquier temática realizadas con bajo presupuesto, intención puramente comercial y calidad discutible, cuya distribución era realizada sin ningún tipo de apoyo publicitario en sesiones dobles. Poco a poco, el término fue virando hacia el cine de género: el terror, la ciencia ficción y el exploitation (erotismo y/o violencia explícitos), siempre siguiendo las premisas anteriormente citadas.

La admiración y el conocimiento de este tipo de películas por parte de Burton es más que evidente en el filme. Porque el director no sólo nos está relatando las vicisitudes de Wood a la hora de rodar sus películas, sus excentricidades o la extraña y tierna relación paterno-filial que estableció con Lugosi, sino que la hace utilizando todos los convencionalismos de este cine, que como demuestra conoce al dedillo, y en sus manos los convierte en verdaderos transmisores artísticos. De ahí la elección del blanco y negro, el diseño de los decorados (esa preciosa y detallada maqueta del Hollywood de los 50 que usa para situarnos y que emula la más rudimentaria que Wood utilizó en su más famosa película, Plan 9 del espacio exterior, de 1959), la iluminación (con un contraste exagerado en los momentos más dramáticos, incidiendo de forma persistente en detalles como los ojos o los brazos de Bela), y los planos, con un excesivo pero consciente uso de los contrapicados.

Ed Wood - Filmfilicos Blog de cine

Si en algo se aleja Burton del cine de serie B, y del propio Wood, es en la elección de sus actores. El director sabe rodearse de un elenco brillante, entre los que obviamente destacan Johnny Depp (en el que es para mí uno de sus mejores papeles) como Wood, y el veterano Martin Landau en la piel de un Bela Lugosi tan entrañable como bizarro. A destacar también los pequeños papeles de Bill Murray y Patricia Arquette, que son unos robaescenas de manual. Por último, me ha sorprendido el magnetismo de Lisa Marie en el papel de la excéntrica actriz Vampira.

Curiosamente, es esta sin duda la menos Burtoniana de las películas del director (aunque por supuesto sí que podemos relacionarla con su corto Frankenweenie). Acostumbrados a los mundos fantásticos que nos regala  en filmes como Bitelchus, las dos entregas de Batman, Mars Attack! o La novia cadáver, este Hollywood tan real puede parecernos, a primera vista, incompatible con su estilo. Y sin embargo, en la excentricidad de ese grupo de inadaptados que deciden hacer una película, y harán lo posible y lo imposible para que salga adelante, Burton se está proyectando a sí mismo. Alguien que no sigue las normas, que no acepta los cánones, que es capaz de captar la indudable belleza que hay en lo grotesco, lo desfasado, lo extraño… lo que nos dicen que debemos etiquetar como feo.

Ed Wood - Filmfilicos Blog de cine

No puedo terminar esta reseña sin recomendaros el visionado de Plan 9 del espacio exterior tras el de Ed Wood, para que podáis valorarla en su justa medida. Vais a ver extraterrestres disfrazados de cosacos, cortinas sin planchar, cuadros que cambian de posición, días que se convierten en noche y de nuevo en días en cuestión de minutos, diálogos estúpidos, un zombi vestido de Conde Drácula y la mujer con la cintura más delgada de la historia. Pero sobre todo os daréis cuenta de cuánta ilusión hay puesta en cada escena. Las escasas dotes cinematográficas de Wood lo condenarían al fracaso comercial, pero su indudable pasión por el séptimo arte lo terminarían elevando, merecidamente, a la categoría de director de culto.

Artículos similares
La Centinela, crítica de cine, filmfílicos blog de cine

Dune 2021 - Crítica de la película

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.