Filmfilicos blog de cine
Home Cosas fílmicas Holy Spider (Araña sagrada)

Holy Spider (Araña sagrada) - Reseña de la película

Si en 2018 el trabajo de Ali Abassi con Border irrumpió de lleno en el Festival de Cannes incapaz de dejar a nadie indiferente, los indicativos parecían señalar que con su nuevo trabajo las reacciones podrían ser similares. Su más reciente paso el año pasado por el famoso festival francés se saldó con un premio interpretativo para su actriz principal, y aunque esta película tal vez vaya por caminos más convencionales hasta cierto punto, uno puede respirar tranquilo pues cumple con cualquier índice de calidad y con las expectativas asociadas a su nombre. Os hablo de Holy Spider (Araña sagrada).

Basada en hecho reales, la acción se sitúa en los primeros años del siglo XXI en la sagrada ciudad de Masshad, Irán. Durante esos años, un asesino acecha la ciudad asesinando prostitutas y creyendo que está limpiando la ciudad sagrada de la decadencia y haciendo el trabajo de Allah, creando temor pero también admiración entre los ciudadanos. Arezoo Rahimi es una periodista llegada desde Teherán encargada de escribir sobre el caso, pero más pronto que tarde se da cuenta que ni las autoridades ni los altos poderes del lugar están interesados en esclarecer los hechos.

Uno de los miedos más intrínsecos desde la perspectiva femenina es el de andar sola de noche. Esto es aplicable a cualquier país y a cualquier estatus social sin importar las condiciones de la chica que se encuentre sola en la calle, y resulta curioso como estando la cinta enfocada 100% en el suspense y hecha desde el punto de vista masculino refleja a la perfección desde la primera secuencia la violencia con la que la sociedad percibe una situación tan común, juzgando sin compasión a la mujer. Por supuesto, la situación se vuelve más peliaguda dependiendo de la localización y de la forma de pensar de una sociedad en concreto. Este segundo punto es muy interesante como lo aplica la película, pues demuestra que ni en el sitio más sagrado e inconscientemente puro que puede haber es ajeno a esta forma de pensar, sino que la violencia y los prejuicios son incluso más fuertes, las leyes son más herméticas y todo el conglomerado que rodea al lugar es simple y llanamente una pesadilla para vivir, especialmente si se trata de una mujer tal y como va a demostrar el filme a lo largo de su metraje con las situaciones que involucran a las prostitutas o a la propia Arezoo.

Uno podría creer que con cierto fundamento que al estar situada la acción en Irán, la forma de tratar los asesinatos podría ser más sugerida. Hasta cierto punto me alegra que no sea el caso, la cinta no huye en ningún momento de mostrar con absoluta crudeza la sangre fría del asesino con sus víctimas ni la sordidez que rodea a Mashhad, casi como si se tratarse de una película de David Fincher o alguno de los famosos y despiadados thrillers surcoreanos. Y una de las dudas que personalmente más albergaba una vez el filme empieza a mostrar sus cartas es porqué revela el rostro del asesino tan pronto es vez de dejar que el misterio se apodere de la atmósfera, pero esa decisión es solo la punta del iceberg para dejar patente que no se trata en exclusiva de un thriller sobre asesinatos, sino del efecto que tienen esos asesinatos en el entorno a modo de radiografía sobre el Irán de principios de los 2000, algo que paradójicamente es más escalofriante que la matanza que lleva a cabo el asesino, más allá del hecho que esté basada en una historia real. Desde las instituciones a las que no les importan los asesinatos y que están podridas hasta el tuétano pasando por los ciudadanos de Mashhad que demuestran en repetidas ocasiones como la vida humana de las prostitutas en particular y de las mujeres en general les importan un comino estando completamente alejados del mundo real y de los principios de respeto de cualquier religión; y la doble cara de Saaed con la brutalidad y desprecio en sus actos frente a la veneración por Allah y su familia.

Holy Spider. Araña sagrada

Con todos estos ingredientes, resulta difícil creer que la película albergue una clase de esperanza, pues la pesadumbre y sobre todo la impotencia están bien presentes. Arezoo es el mayor ejemplo de una entereza admirable en un entorno tan hostil sin ningún tipo de remordimiento por ser de esa manera. Capitaneado por la brillante interpretación de Zar Amir Ebrahimi, su personaje parece un raro oasis de cordura por los derechos más básicos en un país que sistemáticamente le niega cualquier clase de ayuda, que siempre pueden ponerle las cosas más difíciles, donde ella no es más que una mera molestia a un orden ultrarígido y que al fin y al cabo, ella tan solo busca hacer su trabajo de forma competente sin renunciar por completo a su identidad, aunque todo lo que está encima de ella se esfuerce por arrebatárselo. Puede que la cinta esté ambientada en tiempos pretéritos, pero lo cierto es que tiene un carácter atemporal que por desgracia, da igual en que punto de la historia se ambiente que podría reflejar perfectamente la realidad actual de muchas latitudes.

Tanto si es en sus dos primeros actos dedicados con entereza a los asesinatos más convencionales pero a la vez más sórdidos como en su vertiginoso tramo final donde impera la violencia de todas las formas posibles, la película es otro triunfo por parte de Ali Abbasi que confirma su talento y confirma que sabe tocar temas sensibles en localizaciones complicadas con la simbiosis adecuada en el tratamiento, un logro del que no muchos pueden alardear.

La nota de filmfilicos
Autor/a
(AKA )
Autobiografía: Graduada en Comunicación Audiovisual, pero eso es una simple excusa para pasarme el día viendo películas y series como si no hubiese mañana. Y si a eso le sumamos la lectura tenemos el 90% del tiempo pillado. Frase: "Dame una taza de chocolate y una buena historia. No necesito más para ser feliz".

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.