Filmfilicos blog de cine
Home Nuestras cosas Nochevieja: Una noche de tradiciones

Nocheviaja, noche de tradiciones

Pues sí, ya estamos en nochevieja. Esa noche mágica en la que despedimos un año y damos la bienvenida a uno nuevo, celebrándolo con la familia, los amigos, yéndonos de fiesta… y como no, haciendo el gilipollas… ¿De dónde salen las tradiciones?, ¿Dónde se forjan esos rituales que cada año Rappel y mi queridísima piscis Esperanza Gracia, nos explican en el programa de la Campos? Y es más ¿Por qué intentamos seguir todos?

Voy a empezar por un clásico: ponerse ropa interior roja para encontrar el amor. Y voy a omitir que todo el que lo hace es con la única intención de follar. Y si es esa noche mejor.Pues yo hubo un año en el que me puse 12 calzoncillos, uno encima del otro. Me salia de media un amor verdadero por mes, que a poco que fuera bien la cosa, no podía fallar pensé… pues ni amé, ni fui amado ni follé… ni nada de nada, eso si, pillé un salpullido que me duro dos meses, mi relación mas larga hasta la fecha.

Pero es que en estas fechas hasta la familia mas normal se los engulle la tradición, y vemos como al sentarse en la mesa se transforman en cosas así: El cuñado gracioso, que no parará de meter fracesillas del tipo: “Vengaaa, que nos van a dar las uvas”, en cuanto pueda. Luego están las abuelas, con el típico forcejeo alimenticio: Tú: -No de verdad que con esto ya estoy bien, si estoy lleno. Abuela: -Pero si no has comido nada, anda trae que te eche mas… Y como sabéis, esto no es negociable, al igual que EEUU no negocia con terroristas, las abuelas no negocian con cantidades de comida, comerás hasta que ellas crean que es suficiente. Y si no vuestras madres con cualquiera de estas versiones: ¿Cuando te vas a echar novio/a? o ¿Cuando me vas a hacer abuela?… -Pues cuando pueda mama, si yo lo intento, pero son estos calzoncillos rojos, que no funcionan…

Y como no, llegamos a la joya de la corona de las tradiciones de nochevieja, las 12 uvas. ¿Vosotros como os las coméis?, ¿De una en una, a pares?, ¿Acumuláis en la boca y tragáis o escupís?, ¿Os las peláis, os las pelan?, ¿O sois mas de pelárselas a los demás?… Pero la pregunta mas importante: ¿Que sentido tiene felicitarnos el año, con la boca llena, babeando, donde solo se entiende un “Flzzlkdfñoojkhdnknevoooooo!!!”?, que si es verdad eso de que el año que entra te va a ir segun despidas el anterior, visto esto parece que te vas a pasar el nuevo año comiendo [inserte aquí su nomenclatura de pene]… pero como roscas además.

En fin, esperamos que no abuséis de rituales y tradiciones, y sobre todo que no os atragantéis, ya sea con las uvas o con lo queráis que os vayáis a meter a la boca. Olvidaos de la ropa interior roja, es mas, si podéis id sin ella, y por favor, si veis que se tercia, metedle una hostia al cuñado gracioso, y si no se tercia también. Si pregunta, decidle que lo habéis leído en filmfilicos.com y así nos hacéis publicidad de paso. Nada mas. Feliz año nuevo.

Autor
(AKA )
Descripción: Amante del cine en general, menos de las pasteladas romántico-comerciales en las que sin previo aviso suele gritar un “¿Pero qué coño es esto? Si considera que una película es mala, no duda en reventar el final o el guión, según esté ese día, quedáis avisados. Autobiografía: De pequeño un señor me dio una calcomania en la puerta del colegio, yo me la puse pero el LSD estaba mal cortado, de ahí me viene todo. Frase: “Todavía busco la película que me haga llorar”.

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos