Filmfilicos blog de cine
Home Actualidad Año brillante, año mediocre

Cine español: Año bueno, año mediocre

Esto es así. En España estamos acostumbrados a culminar años en los que la  calidad de nuestro cine, incuestionable, brilla con luz propia. Años en los cuales el registro de recaudación supera con creces el anterior, donde todo el esfuerzo depositado en el crecimiento de la industria se ve recompensado por el valioso reconocimiento internacional; No obstante, el problema viene dado por la dificultad de mantener la racha, sin apenas tiempo para alargar el estado de auge ya que este intervalo de duración es mucho más efímero de lo corriente.

El año 2012 marcó un antes y un después en la historia de nuestro país. Lo imposible, película de J.A. Bayona, rompió la estadística y se convirtió en la película española más taquillera al superar a “Los Otros”. Por otra parte, este fue el año de “Blancanieves”,  ganadora del Goya a la mejor película y uno de los grandes títulos de lo que llevamos de siglo, de la preciosa El artista y la modelo o de la soberbia Grupo 7.

Todo lo bueno que aquel inolvidable año nos brindó, pronto se diluyó por una siguiente y fracasada temporada repleta de títulos menores, para nada a la altura de los vistos anteriormente . En 2013 ganó la prescindible Vivir es fácil con los ojos cerrados, pero también quedaron nominadas las insoportables La herida, “15 años y un día” y las decentes “Caníbal” y La gran familia española.

Como esto es una cuestión de un año de luces y otro de sombras, en 2014 tocaba éxitos sí o sí. Y así fue. El siguiente año fue el mejor que hemos podido vivir, en todos los aspectos. La isla mínima se llevó el galardón principal, sí, pero se lo podría haber llevado perfectamente las brillantes Magical Girl o Loreak.

Si nos dejamos guiar por la estadística, en el año presente no vamos a salir muy bien parados, y la verdad es que precisamente bien no vamos. De todo lo que llevamos visto, solo tres películas como pueden ser “A cambio de nada, “Ma ma” y “Anacleto: Agente Secreto” podrían salvarse de la quema, el resto es, por desgracia, claramente descartable. Pero el año aún no ha acabado. Todavía quedan tres meses y hay varios proyectos por estrenar y que podrían maquillar un 2015 claramente mediocre. “Amama” de Asier Altuna, “Truman” de Cesc Gay o “La novia”, de Paula Ortiz, son algunas de las películas que pueden colarse sin problema entre las nominaciones finales. Así que solo nos queda confiar en nuestro cine. Hagámoslo de verdad, porque como nos quedemos con lo visto hasta ahora, no llegaríamos muy lejos.

Por Jorge Aceña

Responder

He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos