Filmfilicos blog de cine
Home Cosas fílmicas Black Widow

Black Widow

En el Universo Cinematográfico de Marvel, específicamente en Avengers, todos tenían un filme en solitario, su propia historia, antes o después de juntarlos para la épica batalla contra Thanos. Solo Black Widow faltaba por protagonizar un largo, algo que Kevin Feight y Scarlett Johansson como productores decidieron cambiar en su cinta dirigida por Cate Shortland.

Su historia cuando surge una peligrosa conspiración relacionada con su pasado. Perseguida por una fuerza que no se detendrá ante nada para acabar con ella, Natasha debe lidiar con su historia como espía y con la estela de relaciones destruidas que dejó atrás mucho antes de convertirse en Vengadora.

Ningún hombre podía estar al frente del proyecto, la dirección tenía que ser desde una perspectiva femenina, aun cuando el producto final tiene poco de esta mirada. Luego de El síndrome de Berlín y SMILF, Shortland explota al máximo la ecuación que durante 20 años Marvel ha exprimido: acción + humor + avengers igual a cine comercial.

Ya perdí la esperanza de que se den cuenta que una historia no tiene que llegar a tres horas de tortura, que los prólogos no tienen que ser tan predecibles, Black Widow posee ambos inconvenientes. Superheroínas, empoderamiento e igualdad de género, temas candentes y actuales pero que en un filme no cobran relevancia. En el 2019 tuvimos a Captain Marvel, un título mediocre, un trabajo completamente irrelevante, con una actriz que tampoco transmitía empatía. DC ya estrenó Wonder Woman, la cual también me pareció un disparate, ambas entregas.

Si analizamos a Natasha a nivel de personaje, no creo que tenga nada que aportar, o lo que es lo mismo , su historia podría ser la de Gorrión Rojo con Jennifer Lawrence o Atomic Blonde con Charlize Theron. El filme nos sitúa después de los sucesos de Capitán América: Guerra Civil, pero antes de lo que pasa en Avengers: Infinity War. Pero no necesariamente usted tiene que haber visto todas las demás.

Me resultó curiosa la manera en que se rodaron las secuencias de acción, supongo que varios extras y dobles hicieron falta para simular tantos golpes y que parecieran actores de goma. A diferencia del tono humorístico de Thor y Guardianes de la galaxia, a Black Widow le ocurre lo mismo que Spiderman y Ant man, tratan de forzar chistes que no encajan en determinados momentos, lo paródico termina siendo tonto.

Scarlett Johansson, protagoniza y figura como productora o sea muchas de las decisiones creativas fueron aprobadas por ella. La musa de Allen que nunca aprendió nada a su lado, una de las mujeres más sexis del mundo y que como dirían en algunos diálogos solo posa. Si a Brie Larson le quedaba grande su traje, si Gal Gadot se interpretaba a sí misma, Scarlett es como si no se enterara de que ahora ella es el centro del filme. Ni Steven Seagal fue tan apaleado como esta mujer, increíble y todavía seguía en pie.

Es lógico que esta no sea la única película de la espía, pero ya Johansson tiene una edad, es hora de buscarle un relevo y es por eso que lo mejor de sus tres horas es Florence Pugh. La británica de 25 años es más graciosa, recordada por Midsommar, Mujercitas o La chica del tambor es más auténtica y natural que la propia protagonista y eso se nota en todos los planos. Rachel Weisz es la tercera heroína de la historia, una actriz de drama, que sorprende en esta incursión en un género totalmente ajeno a su carrera. David Harbour es patético, un personaje absurdo, grotesco, interpretado de la misma manera.

Como es usual, hay una escena post crédito con un rostro muy reconocido de la televisión, la que abre el camino a Pugh como la Black Widow que al menos yo quiero ver en una secuela, donde espero Cate Shortland no esté detrás de cámaras.

Autor
(AKA )
Autobiografía: Descubrí el cine por Kubrick a los 4 años. El Resplandor sería la película que me iniciara en el mundo del séptimo arte cuando aún no tenía claro su significado. Lo que sigue es un desmedido amor a esta manifestación, sus realizadores y a la magia que nos regala cualquier historia que veamos. Frase: "Una película es (o debería ser) como la música. Debe ser una progresión de ánimos y sentimientos. El tema viene detrás de la emoción, el sentido, después" Stanley Kubrick.
Artículos similares
Crítica de la película Titane

Nine Perfect Strangers

Rebecca (1940 y 2020)

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.