Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Gorrión rojo

Gorrión Rojo | Crítica de la película

Desde James Bond hasta Jason Bourne, el cine de espías ha dado como fruto una buena cantidad de personajes icónicos, además de resultar un género que tiene la particularidad de ofrecer acción con trasfondos que, como mínimo, generan dudas y provocan que el espectador no quiera perderse lo que sucede en la pantalla. Durante mucho tiempo estos filmes tuvieron un enfoque muy concentrado en la figura masculina, tanto en los personajes de espías como en los de los espiados; pero de un tiempo a la fecha han incursionado también las mujeres como partes importantes de estas historias. Tal es el caso de Gorrión Rojo (2018), película sobre espionaje ruso dirigida por Francis Lawrence que tiene como protagonista a Jennifer Lawrence.

Basada en la novela homónima escrita por Jason Matthews, cuenta la historia de Dominika Egorova (Jennifer Lawrence), una prominente bailarina del Bolshoi que, durante una presentación, sufre un accidente aparentemente provocado, en el que su pierna resulta rota y su carrera como bailarina arruinada. La ansiedad por no dejar ser útil, tener recursos para sobrevivir y cubrir los gastos de la enfermedad de su madre, decide solicitar la ayuda de su tío Ivan Dimitrevich Egorov (Matthias Schoenaerts) quien la orilla a formar parte del servicio secreto ruso con la misión de espiar a Nate Nash (Joel Edgerton), para lo cual deberá sacrificar mucho más que sólo su tiempo o su identidad.

Red Sparrow, 2018. Filmfilicos blog de cine.

La cinta está cargada de imágenes fuertes y desgarradoras en las que su protagonista deja comprometida su dignidad, a pesar de mostrarse como una mujer fuerte y con una convicción muy firme, sobrevivir. El guion conduce sin problema hacia su desolador final, convirtiendo cada escena en un ambiente sombrío con su respectivo toque de misterio.

Sin embargo, como película de espías, deja de lado mucho de lo que engancha a este tipo de historias pues, aunque no están del todo ausentes, si se echan en falta esos efectos, elementos y aditamentos que nos parecen imposibles y que son los que logran infiltrarse en la vida privada de otros. Aquí todo se concentra en la manipulación mental que no resulta del todo impresionante y en saber abrir una puerta sin usar la llave.

Al respecto de las actuaciones, debo decir que al principio la cara de Jennifer Lawrence me pareció plana y desesperante, pues prácticamente no cambia su expresión en la mayoría de las escenas, sin embargo, con el avanzar del filme, se presenta y se resuelve como un recurso que genera una confusión ideal para la historia que es digno de aplauso, pues Lawrence se muestra muy comprometida con el personaje.

Gorrión rojo tiene, además, la virtud de contar una historia poco conocida en el cine, dándole vida a esas historias crueles y crudas sobre la KGB y la guerra fría que, sin embrago, no está exenta de presentar a los norteamericanos como los héroes bondadosos y sin mancha que todo lo pueden y que, por lo tanto, todo funciona a su favor.

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.