Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Airbender: el último guerrero

Hace un tiempo os hablé de la serie de animación Avatar: la leyenda de Aang, de todas sus bondades y de sus pocos defectos, según mi parecer, claro. Unos cinco años después del estreno de la serie y dos después de su finalización, se decidió adaptar en largometraje su primera temporada (o Libro primero: agua, como se llama en la misma). Así surgió la película Airbender: el último guerrero, y aquí os hablo de ella.

Las Tribus del Agua, El Reino de la Tierra, Los Nómadas del Aire, y La Nación del Fuego, eran naciones que coexistían, cada una con algunos individuos capaces de controlar sus elementos correspondientes, hasta que la ultima declaró la guerra al resto en pos de dominación mundial. A lo largo de la historia ha habido un ser capaz de dominar los 4 elementos, este era el Avatar, pero hace más de 100 años que no se sabe de su paradero. Hasta que Katara (interpretada por Nicola Peltz) y Sokka (Jackson Rathbone), dos hermanos de la tribu del agua, encuentran a Aang (Noah Ringer), de los nómadas del aire y destinado a ser el Avatar, congelado en un bloque de hielo. Al mismo tiempo una nave de la nación del fuego se aproxima a su paradero con intenciones poco amistosas.

Airbender

Su apartado visual está verdaderamente bien cuidado. No solo los efectos especiales son geniales, también lo son escenarios, vestuario, así como fotografía. La banda sonora es muy esmerada. Logra transmitir perfectamente ese toque épico que merecen la mayoría de escenas.

El elenco escogido es bastante bueno, aunque las actuaciones de los más menudos no están tan trabajadas como las de los más añejos. Esto no es del todo bueno, ya que el protagonismo recae directamente en cuatro jóvenes. Cuesta creer que el director de la cinta sea M. Night Shyamalan, que nos ha ofrecido películas algo más sesudas, o al menos con giros más inesperados que los que puede ofrecer esta historia. Todo ello lo digo sin desmerecer ni al director ni a serie original.

Airbender

Aunque como película funciona, es muy difícil de condensar todo lo narrado a lo largo de toda una temporada de la serie de animación, y eso que esta era la que más contenido prescindible o de relleno tenía. De esta manera hay partes del desarrollo de los personajes en las que no se llega a profundizar, algo que le hace perder fuerza como producto final.

También considero que falla el que muchas coreografías de las peleas son algo exageradas. Está claro que proviene de una serie fuertemente arraigada a las artes marciales, pero incluso en esta (y siendo de animación como era) no quedan tan forzadas de vez en cuando.

En definitiva, Airbender: el último guerrero es una buena adaptación de la primera temporada de Avatar: la leyenda de Aang, pero que al comprimirla en una película se pierden algunos de los elementos que la hicieron realmente grande. Aun así han pasado muchos años desde que se realizó este proyecto, y no tardó en abandonarse. Solo quedan esperanzas en el live action que está preparando Netflix. A ver qué tal.

Es en el corazón donde se ganan todas las guerras.

Artículos similares
Interiores - Filmfilicos blog de cine

Ava : Chastain como nunca la habíamos visto

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.