Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Klaus

Como ya dije cuando hablé de Cómo entrenar a tu dragón 3, destronar al todopoderoso estudio Pixar cuando se opta a un Oscar es una tarea prácticamente imposible, pero de vez en cuando te encuentras algún que otro largometraje de animación que te hace tener ciertas esperanzas. Este es un poco el caso de Klaus, estrenado directamente en Netflix, que ha sido nominada a mejor largometraje de animación para los Oscars 2020 y de la que hoy hablo aquí.

La vida cómoda del cartero Jesper (a quien presta voz en la versión americana Jason Schwartzman y en la española Quim Gutiérrez) se ha acabado. Pues su padre decide darle una lección enviándole a un puesto de correos a Smeerensburg, una remota isla del círculo polar ártico. Para colmo de males, le han impuesto el objetivo de conseguir que se envíen 6000 cartas en un año, una tarea difícil ya que allí viven dos grandes clanes en constante disputa. Pero todo podría cambiar cuando conoce a Klaus (J. K. Simmons y Luis Tosar), un juguetero que vive aislado del pueblo pero que alberga un enorme corazón.

Klaus

El estilo de animación es verdaderamente original, y funciona mejor de lo que pudiera parecer a simple vista. Esto es algo que se debe apreciar en movimiento, es decir viendo la película, las imágenes que podáis ver aquí o en cualquier otro sitio no le hacen justicia. El apartado sonoro es más que decente, algo que, sinceramente, tampoco esperaba.

El doblaje es mejor de lo que esperaba, y hablo de ello habiéndola visto en su dos versiones, la americana y la española. De esta manera tenemos en la primera a Jason SchwartzmanRashida Jones, y J. K. Simmons, y en la segunda a Quim GutiérrezBelén Cuesta, y Luis Tosar, que no está para nada mal, aunque el problema es que el resto de reparto no despunta tanto como los tres principales. El director de la cinta es Sergio Pablos, que es el creador de la franquicia de Gru, mi villano favorito.

Klaus

Pese a que no me suelen gustar mucho los cuentos navideños, he de reconocer que esta película ha conseguido sacarme una sonrisa, tanto en lo divertido como en lo emotivo. Esto se debe a un equilibrio genial entre estos dos conceptos. También es de agradecer que no intente inculcar demasiado bruscamente ese mensaje conciliador que suelen tener los productos relacionados con la navidad. Aunque tiene sus defectos, claro está. El más palpable de ellos es que hay un gran abismo en el foco de atención e interés que tienen los dos (a lo sumo tres) personajes principales y el resto, algo que podría haberse depurado.

En resumen, Klaus es una manera emotiva y también divertida de contar el cuento de Papá Noel (Santa Klaus), pero que tiene algunos fallos que podrían haber sido subsanados.

Un verdadero acto de generosidad siempre provoca otro.

Artículos similares
Crítica de la película Z

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.