Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Lara Croft: Tomb Raider

Lara Croft: Tomb Raider | Filmfilicos

Las adaptaciones de videojuegos a la gran pantalla no tienen fama de tener demasiado éxito. Esto es algo que hace un tiempo os conté un poco por encima, pero aquí me gustaría centrarme en una de las allí mencionadas. Hablo de la ya un tanto lejana (pues data del 2001) Lara Croft: Tomb Raider, que igual algunos atesoráis buenos recuerdos de ella, pero… Bueno, no adelantemos acontecimientos. Antes un breve resumen de la trama.

El pasado vuelve con toda su fuerza a la vida de la aventurera Lara Croft (interpretada por Angelina Jolie) cuando le es revelado un secreto de su difunto padre (Jon Voight). Este le llevará a una de las expediciones más peligrosas de su carrera: la búsqueda del Triángulo de Luz, una reliquia legendaria con poder para alterar el tiempo y el espacio. Para terminar de dificultarlo, detrás de ella también se encuentra su rival, el arqueólogo Alex West (Daniel Craig) que ha sido contratado por Manfred Powell (Iain Glen), quien parece saber algunos secretos más sobre el padre de Lara.

Lara Croft Tomb Raider

Su apartado visual es bastante nefasto, y más cuando la propia trama se empeña en añadir cosas demasiado fantásticas. Eso sí, tiene buenas escenas de acción, aunque a veces sean algo exageradas. Su banda sonora tampoco es demasiado relevante. Muchos temas techno que intentan imitar de alguna manera lo oído en películas de corte similar (salvando algunas distancias) como Blade.

El reparto, aunque quizás nadie lo recuerde, es de verdadera calidad. A una Angelina Jolie en pleno apogeo físico habría que añadirle a Daniel CraigIain Glen, y Noah Taylor, que a día de hoy son actores totalmente consolidados. La dirección recae en Simon West, que puede que acertara con adaptar el personaje de Lara Croft tanto en lo físico como en la personalidad, pero se olvidó que a su alrededor había más gente.

Lara Croft Tomb Raider

Todo ello sin mencionar que algunos apartados ha envejecido bastante mal. Conceptos que solo quedaban bien a finales de los 90, y eso que ya era principios de los 2000. Al margen de eso la trama se empeña en ir sumando cosas que se salen del tono habitual de aventura y arqueóloga que nos mostró la gran mayoría de videojuegos de Lara Croft.

Con esto no quiero decir que los juegos fueran mucho más sesudos, que sus puzles enrevesados tenían, pero al menos las partes de acción así como enemigos protectores de tumbas tenían su justificación. En esta película esos aspectos de la trama parecen metidos a calzador y deja de ser orgánico. Ese es el gran problema de la cinta, que siempre estás pensando “sí venga ¿y qué más?”.

Resumiendo, Lara Croft: Tomb Raider puede que nos resultara entretenida en su día, pero solo hace falta un segundo visionado unos años (no muchos) después para ver que no ha resistido nada bien el paso del tiempo. Más adelante habría una secuela e incluso un reboot aprovechando la reciente trilogía de videojuegos contando los orígenes de la protagonista, pero de eso ya os hablaré en otra ocasión.

-Seamos socios.
-Intentarías matarme.
-No voy a matarte.
-He dicho que lo intentarías.

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.