Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Los viajeros de la noche

Los viajeros de la noche (Near Dark) | Blog de cine

En el año 2010, Kathryn Bigelow logró romper un techo de cristal significativo: Ser la primera y a día de hoy única mujer en ser galardonada con un Oscar, tanto por su labor de directora como por la propia película. Pero antes de llegar a ese momento, Bigelow se había labrado una más que interesante carrera. Hoy es el momento de echar la vista atrás y recordar esos inicios más humildes de la directora. Os hablo de Los viajeros de la noche (Near Dark).

Caleb es un joven cowboy del medio oeste que una noche conoce a Mae, una chica misteriosa que no es de la ciudad. Tras un encuentro breve pero apasionado, Caleb se encuentra con que un mordisco de Mae le está transformando, por lo que no le quedará más remedio que unirse al grupo con el que viaja Mae si quiere sobrevivir.

A pesar de una sinopsis que hace clara referencia a los vampiros y el hecho de que tenga un comienzo muy sutil dando pistas a base de primeros planos de mosquitos o una puesta de sol, antes que una película de terror se trata de un western, el género masculino por antonomasia. Esta mezcla tan curiosa de géneros si se hace con soltura y conociendo las bases de cada uno suele resultar en algo muy entretenido de ver, en algo muy violento o en el mejor de los casos, en algo que reúna lo más sobresaliente de cada mundo sin mayores pretensiones. Y en este caso, no es solo palpable la mezcla de géneros para dar lugar a una excelente cinta de serie B, sino que la visión de Bigelow también juega con concepciones masculinas y ella misma añade unas pinceladas femeninas.

Los viajeros de la noche (Near Dark)

Un ejemplo de este juego de perspectivas y tratamiento se halla en el personaje de Mae. La propia Mae se ríe de la frase tan manida de “no has conocido a ninguna chica como yo” o que, pese a que el protagonista sea Caleb, Mae en ciertas ocasiones no es solo un objeto de deseo, sino que actúa como un sujeto activo con deseos, inquietudes o capacidad de tomar sus propias decisiones. Es también inteligente el intercambio de roles que hay entre Caleb y Mae, pues mientras que al principio ella le guía, de cara al final es él quien adquiere el papel de guía. A esto hay que añadir su apariencia, a medio camino entre la chica de al lado en el medio oeste, pero con cierto halo etéreo sobre ella.

En contraposición, Caleb es el personaje prototípico del western y el clásico héroe de Campbell. Nada más conocerle, él mismo dice que preferiría estar en cualquier lugar menos en el que se halla, a ser posible muy lejos. Sin embargo, cuando se le presenta la oportunidad de esa aventura se va a producir una ruptura irreconciliable entre su hogar y el nuevo mundo en el que se adentra. De hecho, cuando esos dos mundos tan distintos traten de unirse, aunque sea mínimamente, va a desembocar en consecuencias fatales. Estos contrastes entre el cálido hogar y un estilo de vida nómada más similar al de los moteros estadounidenses tienen el árido medio oeste de fondo, para reforzar la sensación de aislamiento en los personajes, ya sea en el nicho de la familia o en el mencionado grupo de vampiros nómadas. Una sensación que casa perfectamente con el western, el terror o el fantástico.

Los viajeros de la noche (Near Dark)

Y hablando de vampiros, es curioso como la palabra tiene un total de cero menciones a lo largo de la cinta, pero ni falta que le hace. Con pequeños toques y señas de identidad muy claras sobre esa figura, el espectador va descubriendo lo principal de una sencilla mitología. Más allá de la transformación figurada y metafórica que puedan tener los personajes de Caleb y Mae, lo cierto es que el elenco de personajes que se muestran no se queda atrás y que se ven influenciados por obras anteriores y que darían lugar a otras influencias posteriores. Homer sería la versión masculina de Claudia en Entrevista con el vampiro con sus correspondientes cambios de actitud, o Severen, el excéntrico pero divertido vampiro interpretado por Bill Paxton, tiene muchos rasgos físicos y de personalidad que se pueden ver con facilidad en Cassidy de Preacher, por citar algunos.

Además de que casi todos los ingredientes narrativos y estéticos funcionan (mención aparte para la fantástica y ochentera banda sonora que mezcla rock y sintetizadores), Bigelow maneja de forma maestra el ritmo, que fluye perfectamente; y la tensión, hasta que se va acumulando y de cara al cierre hay una gran escalada de violencia. De esta forma, durante la primera parte de la cinta se presenta una violencia más implícita para terminar de explotar en la segunda parte, yendo en concordancia con lo que cuenta.

Aunque, todo sea dicho, no es perfecta. Pese a su endiablado ritmo, de cara al final sí da la sensación que se desinfla un poco respecto a todo lo anterior y la decisión que elige para terminar, si bien es coherente, no se siente tan redonda. Tampoco ayudan ciertas reacciones a lo largo de su metraje que, en determinadas situaciones, se sienten muy inverosímiles y que por el camino haya algún deus ex machina dudoso. Y tendrá  sus defectos, pero es una joya de culto que se ha visto opacada injustamente por Jóvenes ocultos y que merece más reconocimiento.

Artículos similares
Interiores - Filmfilicos blog de cine

Ava : Chastain como nunca la habíamos visto

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.