Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Series Sombra y hueso. Primera temporada

Sombra y hueso. Primera temporada | Filmfilicos, el blog de cine

El tema de las adaptaciones a la pantalla grande o pequeña suele ser algo peliagudo, pues se pueden contar con los dedos de una mano aquellas que han estado a la altura de lo que venía escrito entre páginas y son todavía menores los casos en los que dicha adaptación supera el material original. Con las adaptaciones de fantasía juvenil el ratio de fracasos es más amplio que el de aciertos, solo que de vez en cuando hay ocasiones en las que las estadísticas saltan por los aires y se presenta un muy buen trabajo, como es el caso de Sombra y hueso.

Basada en la trilogía Grisha y en la duología Seis de cuervos de Leigh Bardugo, la historia se sitúa en Ravka, un país divido por La Sombra, una peligrosa y sobrenatural barrera, y a su vez asolado por la guerra. Alina Starkov es una joven soldado aparentemente normal, pero después de un incidente en La Sombra descubre que tiene el poder de invocar la luz y, por tanto, el de cambiar el destino de todo su país. Pero su camino para perfeccionar su poder no será fácil, pues varias enemigos de Ravka buscarán hacerse con ella.

Mi principal miedo como lectora de los libros no solo era el cómo iban a adaptar la historia, sino cómo iban a mezclar las historias que, si bien están dentro del mismo universo, son relativamente independientes en un marco espacio temporal. Por si fuera poco, ambas historias tienen sus particularidades diferenciadas: Mientras que una tiene su fuerte principal en la mitología y posee un tono serio, el punto fuerte de la otra son sus personajes y un tono mucho más humorístico. Pero estando Eric Heisserer (el responsable del guion de La llegada) detrás de la serie mis peores temores han quedado disipados, logrando lo que se antojaba imposible.

La principal ventaja ha sido ampliar los puntos de vista. En el libro de Sombra y hueso todo se veía a través de los ojos de Alina, mientras que en la serie los puntos de vista se expanden, por lo que las subtramas de dicha saga también se expanden y aportan dinamismo. Lo mismo sucede con la mitología: Se presenta de una forma que se mantiene el equilibrio entre contar sobre su funcionamiento y la demostración con imágenes. De esta manera el espectador no se pierde, pero tampoco se siente como si le estuvieran recitando gratuitamente datos.

Sombra y hueso

Retomando el asunto de las perspectivas, aquí debo detenerme para hablar de la trama de Seis de cuervos, pues resulta fascinante como han conseguido amoldarla a la historia principal, dando más puntos de vista y más agilidad en la narrativa provocando que los capítulos se pasen en un suspiro, pero respetando la esencia original de los libros, de modo que hay momentos perfectamente reconocibles para los fans de los libros y al mismo tiempo tiene el suficiente empaque para atraer a público neófito. Personalmente, tengo preferencia por la trama de la misión imposible de Kaz, Inej y Jesper por alejarse un poco más de los tópicos de la fantasía juvenil y es normal si se prefiere una historia sobre la otra, solo que al final están ambas historias tan bien entrelazadas que resultan indivisibles y no hay tiempo para el aburrimiento.

Si en el apartado narrativo cumple con nota muy alta, en todo lo que respecta al aparto audiovisual no se queda atrás, pues se nota un gran cuidado en cada fotograma. La escenografía de contrastes incluye los más lujosos palacios ravkanos, los barrios más temerosos de Ketterdam, los mercadillos más tradicionales de la zona, un auténtico campamento militar situado en la frontera de La Sombra o las más gélidos páramos del norte. Todos los uniformes de los Grisha se sienten auténticos y están debidamente explicados gracias a las pinceladas de mitología, los efectos especiales son muy solventes y las escenas de acción, así como las coreografías de lucha y el trabajo de cámara, resultan muy efectivos a la hora de generar cierta tensión. Y hay que hacer una mención especial a la banda sonora de Joseph Trapanese, cuyas partituras logran engrandecer muchas escenas y dotarlas de la epicidad necesaria para una historia de semejante calibre.

Sombra y hueso

Más allá del encomiable trabajo de guion o del mimo en todos los departamentos visuales y auditivos, si hay un aspecto donde realmente se ha hecho un trabajo sobresaliente es con el reparto. Todos y cada uno de ellos encajan a la perfección con sus respectivos roles, como si se hubiesen escapado de los libros y hubiesen nacido para interpretarlos. Jessie Mei Li como Alina engloba muy bien el tipo de personaje de “la elegida” con todas sus dudas e inseguridades al respecto, Archie Renaux como Mal es uno de los grandes beneficiados en la serie, pues al exponer más su perspectiva el guion le da muchos más matices a su personaje y es mucho más comprensible la relación que mantiene con Alina. Los mencionados Kaz, Inej y Jesper aportan cierta nota de humor y logran conformar una pandilla que resulta muy intrigante a la hora de actuar. Y no puedo olvidarme de Ben Barnes como el General Kirigan. Tal vez su personaje no sea el que tenga más aristas, pero la sola presencia del actor caracterizado adecuadamente deja patente que no podían haber elegido a alguien mejor para un personaje que sabe más de lo que dice y que tiene muchas intenciones ocultas.

En resumidas cuentas, se trata de uno de esos raros casos en los que todos los ingredientes para hacer una adaptación están cuidadosamente medidos, todos los cambios que se podrían hacer respecto a las novelas mejoran en algunos casos el material original y en otros respetan la esencia. Y si encima resulta una serie perfecta para un maratón y al terminarla deja con ganas de saber más sobre la historia y los personajes, no se le puede pedir más. Salvo que quizá para una teórica segunda temporada el nivel siga igual de alto y darles las gracias a todos y cada uno de los implicados en llevar esta adaptación a tan buen puerto.

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.