Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas The Fall. El sueño de Alexandria

Crítica película The Fall. El sueño de Alexandria

Normalmente en lo que respecta a formas narrativas como las películas o las series, sin duda prefiero el contenido sobre la sustancia. Por supuesto que un director y creador debe dejar su huella en la obra, pero sin exagerar si se trata de algo cuyo pilar es una historia narrativa. Sin embargo, la cinta que vengo a comentar hoy es una excepción, y vaya excepción.

Situados en los años 20 en California, una niña llamada Alexandria sobrelleva su lesión en el brazo. En el hospital conoce a Roy, un especialista que tras una desafortunada caída se encuentra paralizado de cintura para abajo. Roy promete contarle una fantástica historia a cambio de que ella le consiga morfina.

El film abre en blanco y negro con unos créditos en los que se pueden leer los nombres de David Fincher y Spike Jonze, pues ambos directores presentan la película. Solo con esos dos nombres como respaldo ya debería ser garantía sobre lo que el espectador va a ver. A continuación, en la secuencia de créditos a cámara lenta transcurre un accidente que involucra unas vías de tren, un caballo, una larga caída, agua y el rescate del hombre caído, elementos que en mayor o menor medida van a tener peso en la trama. Y todo ello filmado con una delicadeza y un gusto exquisito.

The Fall. El sueño de Alexandria

Porque seamos sinceros, la maravilla de esta película es su fotografía. A algunos les sonará exagerado, pero sin lugar a dudas se trata de una de las mejores fotografías que ha presentado el séptimo arte. No en vano, el director Tarsem Singh rodó la cinta durante cuatro años en más de una veintena de países y el resultado se plasmó en pantalla a la perfección. Uno puede contemplar lugares conocidos como la Gran Muralla, el Puente de Carlos o el Taj Mahal, por mencionar algunos, y al mismo tiempo descubrir islas preciosas en medio del océano más cristalino, majestuosos desiertos, ciudades pintorescas o frondosas selvas. Todo lo que uno pueda haber imaginado a nivel de escenarios está en la película, y lo mejor es que es real.

Todo ese halo de fantasía se ve reforzado con unos vestuarios igual de magníficos. Algunos de ellos muy tradicionales dentro de unas determinadas culturas, y otros más vistosos y creativos que hacen que los personajes se distingan entre sí. Por no hablar del montaje. Si he mencionado que la fotografía es nada menos que espectacular, con el montaje sucede lo mismo. Los cambios de escenario con sencillez o transiciones imposibles son prueba de ello.

The Fall. El sueño de AlexandriaAclarado que el envoltorio es lo más llamativo del conjunto, la historia también tiene varios puntos interesantes. El hecho de que cuando Roy cuente la historia Alexandria le interrumpa para cambiar las cosas a su manera, que las ocurrencias de Alexandria se manifiesten en la historia de modo aleatorio, que el devenir de la historia cambie de acuerdo con el estado de ánimo de Roy o que personas del hospital se conviertan en personajes de la historia son buenos ejemplos de como los dos personajes principales van nutriendo la narrativa, y de algún modo, dándole un toque de imprevisibilidad. Y no voy a ser yo la que niegue que hay ocasiones en las que pueda resultar infantil, pero al fin y al cabo, la historia se le está contando a una niña de cinco años.

Y qué decir de la relación entre Roy y Alexandria. Ambos logran crear un vínculo peculiar y al mismo tiempo muy bonito de ver. La inocencia de ella y el pesimismo de él consiguen fusionarse y dar lugar a lo que comenta Roy, “una historia épica de amor y venganza”. Por si eso fuera poco, los dos actores están en estado de gracia y lo mismo en una escena consiguen hacer reír y en la siguiente emocionar.

Qué lástima que un talento como el qué demostró Tarsem Singh aquí no haya vuelto a dar proyectos tan majestuosos, si siguió en la estela de lo visual sobre lo narrativo con cosas como Blancanieves (Mirror, Mirror), pero al menos queda el consuelo que con esta cinta, este hombre se ganó el cielo y más.

Artículos similares
Interiores - Filmfilicos blog de cine

Ava : Chastain como nunca la habíamos visto

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.