Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Hardcore Henry

Hardcore Henry - Filmfilicos Blog de cine

Quien avisa no es traidor: esta no es una película fácil de ver. No, no os preocupéis, no se trata de un melodrama tan poco apetecible en esta “nueva normalidad” tan anormal. Pero sí de un novedoso formato para una película de pura acción, rodada íntegramente en un plano subjetivo, de nacionalidad rusa, con formato de videojuego shooter, violencia gratuita a cascoporro y unos movimientos de cámara para los que a más de un@ les hará falta una Biodramina. Hardcore Henry (Ilya Naishuller, 2015) es todo eso, y también es sin duda, una de las mejores experiencias cinéfilas que he vivido en los últimos meses.

En Il Teatro Bizzarro andamos preparando un programa sobre cine y videojuegos alrededor de Guns Akimbo (Jason Lei Howden. 2019), uno de los estrenos de Amazon Prime de este año, y oficialmente, mi primera película de confinamiento. Entre los visionados que han derivado del proceso de documentación no he podido resistirme a reseñar este original filme, una verdadera sorpresa y una absoluta delicia para los fans de la acción más bestia.

Hardcore Henry - Filmfilicos Blog de cineHardcore Henry nos relata en primera persona la historia de Henry, un cíborg incapaz de hablar que debe rescatar a su mujer de las garras del malvado jefe de una organización de la que no sabemos mucho pero que claramente son los malos de la historia, misión para la que cuenta con la ayuda de Jimmy, un extraño personaje que aparece en los lugares más inesperados. Vale, visto así no dan ganas ni de darle una oportunidad, ¿verdad? Una historia trillada plagada de estereotipos… ¿en serio? Pero es que en este caso esa trama y esos estereotipos no responden a la desidia, sino que beben directamente de las fuentes de uno de los medios de entretenimiento más populares: los videojuegos.

Porque Hardcore Henry es la primera película rodada intencionadamente para que el espectador se sienta dentro de la partida perfecta de un videojuego shooter, esa que sólo consigues cuando has muerto mil veces y no has olvidado guardar antes de enfrentarte a un jefe especialmente duro de pelar. De esta forma, veremos el mundo exclusivamente a través de los ojos de Henry, los ojos de una cámara subjetiva con la que saltaremos en paracaídas, recorreremos frenéticamente las calles de Moscú y nos enfrentaremos a mil y un milicianos dispuestos a acabar con nuestra cuasi-artificial vida. Este arriesgado rodaje implicó la necesidad de que toda una ristra de técnicos de cámara (hasta diez) tuvieran que tomar el papel de Henry, ya que uno tras otro se iban lesionando tanto por el peso del artilugio que sujetaba la cámara como por algún accidente al rodar las escenas de acción que terminó saldándose con un par de dientes rotos. La acción (y el movimiento de cámara que la acompaña) es casi todo el tiempo vertiginosa, y en mi caso eso supuso que tuviera que apartar la vista varias veces de la televisión para evitar marearme. Me recordó a esas atracciones de los parques temáticos en las que estás sentado frente a una gran pantalla y tu asiento emula los movimientos que ves frente a ti de tal forma que al final parece que has estado metido dentro de una lavadora en pleno centrifugado. A pesar de eso, o quizá precisamente por ello, la experiencia que nos ofrece esta película resulta inmersiva hasta cotas sorprendentes. Yo terminé dando saltos en mi sofá, y jaleando todo el rato, como si los logros de Henry fueran los míos propios.

La simulación de la experiencia de videojuego no acaba sólo en la forma de rodar. Los sonidos, la sensación de estar pasando pantallas al cambiar de ambientes o la forma en la que los secundarios interactúan contigo (digo, con Henry) rompiendo la cuarta pared en todo momento y actuando como guías o motores de la trama contribuyen a esta atmósfera “jugona” incontestable. Aunque tiene algunos toques gore, los efectos tienden a ser digitales más que artesanales, lo cual, aunque se sale de mis preferencias personales, casa perfectamente con el tono de la película.

Hardcore Henry - Filmfilicos Blog de cine

Así que ya sabes, si eres un jugón y/o te va la acción potente, Hardcore Henry es seguro la mejor forma de pasar una velada extremadamente divertida.

P.D. Por cierto, os recomiendo que veáis este videoclip dirigido por Ilya Naishuller… La calidad de la canción deja mucho que desear, pero el vídeo, rodado hacia atrás, es una verdadera joyita.

La nota de filmfilicos
Autor
(AKA )
Descripción: Cuando era una niña odiaba las matemáticas, me encantaban las canciones en inglés, leía a escondidas, merendaba donuts blancos, me inventaba historias, coleccionaba Barbies y si me preguntabas que dónde quería ir mi respuesta invariablemente era "al cine". Debido a mi complejo de Peter Pan, a estas alturas puedo seguir dando por válidas todas las afirmaciones anteriores. Por desgracia, ahora los donuts me engordan y las cuentas que tengo que hacer son para llegar a fin de mes. Frase: #piensoenpelisluegoexisto
Artículos similares

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.