Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas It: Capítulo 2

It capitulo 2 | Blog de cine

Después del éxito que supuso la primera parte de It en 2017, había muchas ganas de comprobar como en esta nueva versión iba a cerrarse todo, especialmente por los evidentes cambios narrativos que proponía esta continuación, o mejor dicho, segunda parte de la historia que actúa como complemento directo más que de secuela al uso. Pennywise está de vuelta, ¿estamos listos para flotar? Os hablo de It: Capítulo 2.

Basada en la novela de Stephen King, la película se sitúa 27 años después de que el Club de los perdedores tuviese su último enfrentamiento con Pennywise en lo que parecía una batalla final. Los mismos chicos ahora ya adultos deben volver al pueblo de Derry movidos por una promesa para enfrentarse a la mencionada criatura y poner fin a su reinado del terror de una vez por todas.

Nuevamente, como ya sucediese con su primera parte, al tratarse de la tercera ocasión en la que experimento esta mastodóntica historia, ya sea a base de su material original en papel o de sus dos adaptaciones cinematográficas, considero que una comparación pura entre adaptación y adaptación aquí no tiene cabida. Aunque evidentemente sí se pueden señalar ciertos aspectos comunes.

It: Capítulo 2_Si en la primera entrega de la historia se hacía hincapié en destacar la inocencia de un grupo de niños marginados y del poder que tiene la amistad incluso en las situaciones más limites, esta segunda parte pone el foco en hacer frente a los temores cara a cara e intentar acabar con ellos, física y metafóricamente. Y si es cierto que en la primera entrega ese tema ya estaba presente, especialmente al enlazarlo con la cuestión de que la unión hace la fuerza frente a que separados el Club de los perdedores se desmorona. Solo que ahora al enfrentarse a esos temores como adultos se le da un nuevo enfoque y se juega con el hecho de que por mucho que se haya pasado de la niñez a la edad adulta, los miedos siguen siendo una constante hasta uno se enfrenta a ellos y los deja ir definitivamente.

Eso en lo respecta al terror, en volver a tratar cierta parte psicológica de las raíces del miedo que también indagarán un poco con la mitología del propio Pennywise acompañado de los típicos sustos o jumpscares, que cayendo en todos los clichés que uno podría esperar, son muy efectivos y están en la mayoría de los casos bien construidos, pese a las estridentes subidas de volumen, las ocasiones en las que la cámara parece no estarse quieta y ver con claridad lo que sucede o unos efectos digitales que parecen sacados de un producto de bajo presupuesto más que de un blockbuster de terror titánico. Pero al entrar también el humor inherente al personaje de Pennywise no sabría decir hasta qué punto es un efecto buscado.

Y ya que ha salido el tema del humor, avisar a navegantes de que en esta ocasión está mucho más presente a lo largo de la película. Sin embargo, consigue bien el equilibrio cuando debe ser cómica debida a la naturaleza del payaso, las situaciones extravagantes que pueden verse en pantalla o las ocurrencias del personaje de Richie. Y cuando debe ser más dramático el tono cumple. En este sentido hay que felicitar a los actores, no solo porque parecen realmente las versiones mayores de sus respectivos personajes, sino porque parece que tienen bien interiorizados sus conflictos y sus miedos. Destacar especialmente a Bill Hader como Richie y a James Ransone como Eddie, ya que ambos a mi parecer son los que mejor captan la esencia de sus personajes y tienen una dinámica curiosa de ver. Y evidentemente Bill Skarsgard como Pennywise, quien logra la mezcla perfecta entre infundir terror y pasárselo bomba asustando a la gente.

It: Capítulo 2_

Sinceramente, no sé cómo abordar adecuadamente el clímax de la cinta. Si ya de por sí la historia es extensa, su tercer acto es una locura casi inabarcable, pero por increíble que parezca en todo ese caos hay cierta progresión en la que lo mejor no es pararse a pensar detenidamente, sino dejarse abrazar por ese desbordamiento narrativo y estético, y que por haber cabida caben hasta guiños del universo del propio Stephen King. Resaltar que en lo estético entra en juego un uso de la escala y del diseño de producción gigantesco y de planificación sin igual que pone de manifiesto que el director Andy Muschietti ha tenido carta blanca para hacer la película que él quería. Al menos consuela decir que después de tan estruendosa tormenta llega la calma.

En general lo que funcionaba de la primera entrega es fácilmente reconocible en esta ocasión y lo menos bueno también. Quizá algunas cosas mucho más expandidas. Y sí, al final la duración puede llegar a pesar en más de un momento, pues el ritmo no es ni mucho menos equitativo. También entran en cuestión elementos propios del material original como la narración que va intercalando el pasado de los niños con el presente de los adultos, se puede entender que sobre el papel sea un recurso necesario, pero también puedo entender que haya gente a la que le parezca redundante. Al final la sensación que a uno se le queda es que siendo ambas partes distintas, se complementan muy bien y se entienden mejor juntas que separadas.

Artículos similares
En tránsito - Filmfilicos blog de cine

Reseña de la película Blue Beetle de DC Entertainment

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.