Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Layer Cake (Crimen organizado)

Layer Cake

Todos los que somos asiduos a ver películas tenemos directores que son nuestra debilidad. Algunos conocidos por todo el mundo, otros que de a poco consiguen hacerse un nombre y otros más desconocidos para el gran público. Pero el nexo común de todos ellos es que más pronto que tarde, uno logra verse por completo sus filmografías. Y ese afán completista es lo que me ha llevado a comentar la cinta de hoy, la única que me faltaba por ver de Matthew Vaughn.

Basada en la novela homónima de J. J. Connolly, la historia sigue a un vendedor de cocaína londinense considera que después de haber reunido la suficiente fortuna es momento de retirarse del negocio. Pero su jefe Jimmy tiene otros planes para él, lo que le obligará a dejar de pensar en retirarse y deberá centrarse en un último trabajo.

Dado que no estoy familiarizada con la novela original, voy a centrarme exclusivamente en los aspectos cinematográficos de la cinta. Nada más comenzar el filme, llama la atención el uso de la voz en off para presentar el entorno hostil de los bajos fondos londinenses y a algunos de los personajes que van a ser parte de la historia. Es una presentación muy dinámica (algo que va a ser el leitmotiv de la película) y que capta por completo la atención de espectador. Pero a pesar de su prometedor comienzo, la película no logra cumplir con las expectativas iniciales.

Los personajes con diálogos lo suficientemente ácidos y los entornos convencionales pueden recordar a situaciones vistas en la filmografía de Tarantino o los hermanos Coen, aunque su mayor influencia se da de la mano del cine de Guy Ritchie, no solo por la ubicación y el tipo de personajes, sino también por el apartado visual: El dinámico montaje, unas transiciones muy llamativas, algunas decisiones que denotan cierta personalidad en los planos, una banda sonora que en ocasiones está por encima de las imágenes, y en general, una cierta sensación de caos controlado acompañado de un buen ritmo que hace que el interés no decaiga.

Sin embargo, el terreno más farragoso se da en el apartado narrativo. Los objetivos que le imponen al protagonista con un primer vistazo podrían ser estimulantes si estuviesen bien desarrollados. Pero los dos conflictos se sienten como si se los hubieran tirado a la cara al espectador y que el propio guion no sabe muy bien qué hacer con ellos. Por supuesto que ambas subtramas contienen las inevitables traiciones entre maleantes y giros argumentales capaces de retener la atención del público, solo que a medida que van avanzando se van desinflando con una rapidez pasmosa y perdiendo el interés de manera progresiva. Ninguna de las dos subtramas termina siendo especialmente memorable. Tampoco ayuda el hecho de que intervengan tantos personajes y que no queden claros sus propósitos, algo que contribuye a la sensación de que la cinta va de más a menos hasta que cualquier tipo de preocupación emocional acaba desapareciendo.

Layer Cake

En una historia con tantos personajes que no terminan de estar del todo definidos, personalmente hay dos que destacan por encima del resto sin realizar grandes florituras. El primero sería Daniel Craig como el protagonista, un hombre de a pie de calle cuyo principal objetivo es el de actuar como los ojos del espectador, y Ben Whishaw, que si bien no tiene mucho tiempo en pantalla, con sus breves apariciones logra robarse los focos gracias a cierto histrionismo muy bien buscado.

En general es una película que, aunque no llega a hacerse pesada ni insoportable en ningún momento, va perdiendo fuelle a medida que el metraje avanza y donde los momentos de personalidad detrás de las cámaras sí tienen cierto brillo. Pero resulta un placer comprobar que el estilo visual y narrativo de Matthew Vaughn se ha ido puliendo y perfeccionando con el paso del tiempo.

Artículos similares
Close | Crítica de la película | Filmfilicos

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.