Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Melancolía

Crítica de la película Melancolía, 2011. Filmfilicos blog de cine.

¿Cómo será la vida antes del fin del mundo, cuál será la reacción de las personas al saber que todo se acaba?, ¿qué queda por hacer cunado el fin está por llegar y no hay a dónde escapar? Las respuestas nos las propone Lars Von Trier en su película Melancolía (2011), recreando un retrato lleno de belleza y arte, donde la depresión es la protagonista.

La película se divide en dos capítulos, el primero se centra en Justine (Kirsten Dunst) y el día de su boda, en el que cada ritual tipo del matrimonio la va apagando y sumergiendo en una depresión que traspasa la pantalla. La segunda parte tiene como protagonista a Claire (Charlotte Gainsbourg) quien sufre la paranoia de saber que el planeta Melancolía, que durante mucho tiempo se había escondido detrás del sol, está próximo a estrellarse contra la tierra.

Alrededor de las protagonistas, se desenvuelve la familia que parece no estar al tanto de la situación o, si lo está, son totalmente indiferentes. Desde el marido ignorado y rechazado de Justine, Michael (Alexander Skarsgård); los padres de las chicas, Gaby (Charlotte Rampling) y Dexter (John Hurt) que parecen ser el origen primario de los desórdenes mentales de sus hijas, junto al resto de los invitados a la costosa boda, todos parecen estar más ocupados en la fiesta y no en el hecho de que están por vivir un apocalipsis. Sólo el marido de Claire, el científico John (Kiefer Sutherland) está pendiente de la llegada de Melancolía, aunque sus cálculos indican que las probabilidades de una colisión son escasas.

Cartel Melancilía, 2011. Filmfilicos blog de cine.Desde la introducción a cámara super lenta que presenta a los personajes en un intento de escape del desastre, todo son tomas artísticas que parecieran pinturas con detalles muy cuidados y simbólicos, que son acompañadas de música de Wagner (Tristán e Isolda). En conjunto son una danza hacía la muerte y la destrucción. Quizá no tanto del planeta y de la vida en general, como lo es de la conciencia humana en una analogía entre el universo y la mente, ¿hasta qué punto de destrucción podemos llevarnos a nosotros mismos, ese lugar de donde no podemos escapar?

La verdad es que se precisa más de un critico de las artes plásticas para que pueda realizar un análisis más objetivo de las tomas; pero, por lo que respecta al guion, de pronto se queda corto, como que algo le hace falta y no se subsana con las imágenes. Es tan sencillo que, como historia, se cae un poco; sin embargo, las actuaciones, las expresiones en los rostros de sus personajes, terminan hablando en un lenguaje visual enriquecido que no conjuga totalmente con la narrativa en conjunto, pero que transmite todo un juego de sensaciones.

En realidad, pocas cosas hay en Melancolía que actúen en contra de su construcción, atrapa en su sencillez y la delicada forma de abordar la temática central, envuelve a tal grado que poco importa sí aquel planeta choca o no contra la tierra, porque es justamente la melancolía la que choca contra nosotros en el transcurrir de los fotogramas de esta cinta.

 

Artículos similares
La mesita del comedor

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.