Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Spoor (El rastro)

Spoor (El rastro)

En más de una ocasión he comentado por estos lares que además de mi gusto por la ficción audiovisual también me apasiona la lectura. Y resulta bastante habitual que ambos medios se retroalimenten, especialmente mediante adaptaciones. En el caso de hoy me aventuré en la lectura que cuanto menos me resultó curiosa para luego encontrarme con la sorpresa de que, en efecto, también tenía su propia adaptación.

Basada en la novela Sobre los huesos de los muertos de Olga Tokarczuk, la historia sigue a Janina Duszejko, una antigua ingeniera que se dedica a dar clases de inglés a tiempo parcial en un pequeño pueblo al sudeste de Polonia, cerca de la frontera con República Checa. Pero la tranquilidad del lugar pronto se ve sacudida por unos misteriosos asesinatos. Todas las victimas son cazadores furtivos y Janina cree que podría tratarse de alguna clase de venganza por parte de los animales hacia sus verdugos.

Para bien y para mal, la adaptación en forma de película es muy fiel con el texto original, al menos en lo que a eventos principales se refiere. Su discurso ecologista y de respeto hacia la naturaleza con énfasis en los animales es muy interesante, aunque se puede debatir si la violencia mostrada hacia los animales es gratuita o tiene sentido y es acorde con el mensaje que quiere dar la cinta. Si a eso se le suma la trama de asesinatos ciertamente se tienen ingredientes llamativos que podrían haber casado a la perfección. Es una lástima que ni la novela ni la cinta se limiten a centrarse en esa trama que podría haber dado lugar a un producto mucho más compacto.

Además de que la dispersión narrativa no ayuda al ritmo, el hecho de que la historia que pretende contar podría haberse narrado en menos tiempo sin tantas florituras innecesarias es sangrante. Una de esas florituras son los flashbacks de los personajes secundarios, que ya de por sí no resultan tan llamativos como su protagonista, pero resulta molesto que simplemente podrían optar por narrar su trasfondo de manera verbal o exclusivamente por imágenes y la directora y la guionista se empeñan en usar ambos sin que aporten información esencial para la trama principal de los misteriosos asesinatos. El filme tiene algunos subtextos interesantes relacionados con la sociedad del lugar, como por ejemplo el papel que puede tener la Iglesia en según que decisiones o la negativa de la Policía a llevar a cabo su trabajo de forma competente. Pero acaban sintiéndose como pequeñas migas que nunca terminan de estar bien desarrolladas y arrastran todo el relato, de modo que cuando llega la resolución del caso el interés se ha disipado, por no mencionar que resulta muy evidente.

Spoor (El rastro)

Sin embargo, a nivel visual hay un buen trabajo detrás. La fotografía en la que se puede contemplar con absoluta claridad mediante planos generales esa zona rural entre las montañas polacas de plena naturaleza, ya sea bajo un espeso manto de nieve o unos frondosos bosques verdes en primavera, es espectacular y cumple holgadamente con su cometido. Su banda sonora, si bien contiene piezas breves, produce un contraste marcado entre partituras más propias de películas de suspense y melodías mucho más dulces. Incluso la dirección que es bastante sobria y bebe mucho de los thrillers escandinavos tiene algún momento puntual de personalidad propia, como la presentación del entorno de Janina o de cara al final un paralelismo entre las emociones y el uso del color.

Pero sin duda lo más peculiar de todo el relato es Janina Duszejko, su protagonista, a quien encarna de forma muy convincente Agnieszka Mandat. Se trata de un personaje que seguramente no sea del gusto de todos los espectadores por sus rarezas y su forma de hacer las cosas, pero el mero hecho de que el personaje principal de la historia sea una mujer mayor con fuertes convicciones hay que reseñarlo como algo positivo, y más por una causa tan noble como puede ser el maltrato hacia los animales y la incapacidad de las autoridades para hacer algo al respecto.

En líneas generales, las mismas virtudes, pero también los mismos defectos de la novela están en su adaptación cinematográfica. Y es una lástima ya que podría haber quedado una historia bastante más directa en lugar de alargarla innecesariamente.

Artículos similares
La hija de un ladrón | Crítica de la película

Perdida 2018 - Filmfilicos Blog de cine

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.