Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Tenéis que venir a verla

Tenéis que venir a verla - Cine español

Vidas corrientes que no llevan a ninguna parte, historias que se han contado mil veces y no aportan nada nuevo. No logro conectar con ninguno de los personajes y parece que estoy observando a dos desconocidos desde la ventana del tren. Sería novedoso si no se hubiera hecho mil veces. Retrata los momentos difíciles del confinamiento como un parón en la vida de unos amigos con problemas del primer mundo que se resisten a crecer. Entiendo perfectamente la intención del director, pero se queda lejos de alcanzarla. El plano final deja todo a medias y seguimos con nuestras vidas, ellos siguen con las suyas. Nada ha cambiado.

A veces soy muy cruel con las películas que me decepcionan en Filmin. Será porque acudo al cine esperando que me salve del peso de la rutina y no que me cargue con más insipidez predecible. Tenéis que venir a verla es una película española dirigida por Jonás Trueba, interpretada por Itsaso Arana, Vito Sanz, Irene Escolar y Francesco Carril que va de hacerse mayor y enfrentarte a decisiones que no sabes por qué deberías tomar. Pero como todo el mundo las está llevando a cabo parece que tú también tienes que hacerlo. Pues no, no hay necesidad.

Dos parejas que se reúnen después de mucho tiempo sin verse se dan cuenta que tienen poco que decirse y aun así se aferran a la idea de conservar una amistad que se ha ido diluyendo. “Tenéis que venir a verla” (2022) nuestra casa en el campo, alejada de todo, rodeada de calma. El lugar perfecto para una escapada de fin de semana en la que, literalmente, no pasa nada. El nihilismo hecho película en una metahistoria que recuerda aquellos “lejanos” días en los que el mundo se paró, tuvimos que aislarnos y al volver apenas sabíamos como funcionaba lo de relacionarse.

Como ensayo generacional funciona, toca la fibra de los sueños no cumplidos y lanzados al cajón de lo que nuestro yo juvenil pensó que sería. No tiene un halo deprimente pero deprime. No es triste pero tampoco divertida. Es normal, casi tanto como la vida.

Artículos similares

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.