Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas Being the Ricardos

Being the Ricardos

Lucille Ball es la mayor institución de la sitcom, la auténtica consolidación se produjo en 1951 con el estreno de I Love Lucy. La serie fue diseñada expresamente para explotar la increíble vis cómica de Lucille Ball, una actriz que ya era relativamente conocida por parte del público estadounidense, pero que no había conseguido triunfar en Hollywood ni en Broadway. Aaron Sorkin, uno de los guionistas norteamericanos más importantes de los últimos tiempos nos acerca a una etapa importante de su vida con Being the Ricardos de la mano de Amazon Studios.

La historia se desarrolla durante una semana concreta de la producción de la serie ‘I Love Lucy’ cuando Lucy y Desi enfrentan una crisis que podría terminar con sus carreras y también con su matrimonio.

Esta película me generaba cierta ansiedad y pánico, El juicio de los 7 de Chicago me resultó insoportable y aunque La red Social o Jobs habían sido biopics, darle voz a Lucy era un reto. Se hicieron campañas en contra del director, incluso del elenco, pero una vez comprobado el resultado, me alegra que fuera Sorkin.

Being the Ricardos era un trabajo complejo porque no es un biopic tradicional, solo se centra en 7 días y eso limita lo de dar información. Sorkin utiliza los mismos recursos que en Molly’s Game, el estilo documental y los flashback. Creo que es su película con los diálogos más pausados, pero más teatrales y largos.

Una cinta de casi tres horas donde además muestra desde adentro como se hacía la televisión en los 50, como funciona un programa de humor, excelentes la dirección de arte. I Love Lucy fue icónico en Estados Unidos pero también la pareja central, el director nos muestra a Lucy y Desi como dos grandes estrellas, pero al mismo tiempo sus debilidades, sus conflictos tanto dentro como fuera del plató.

La crítica ha dicho que el filme es más del realizador que de la propia artista, no lo creo así, de hecho la escena final, el momento quizás más sentimental de la cinta no es muy sorkiano.

Nicole Kidman, asume otro de los retos más difíciles de su carrera, maquillada, con prótesis y cambiando el tono de voz, ofrece otra interpretación monumental. Javier Bardem, encarna a un cubano, el acento a ratos no le funciona, pero a diferencia de otros de sus roles es bastante orgánico. Juntos se crecen ofreciendo momentos soberbios. A J.K. Simmons, debieran darle el Oscar a mejor actor secundario, sublime.

Being the Ricardos es una película notable, Aaron Sorkin está en su mejor momento y sabe exprimir de sus protagonistas lo justo para hacerle un digno homenaje a Lucy Ball.

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.