Filmfilicos blog de cine
Home Filmblog Películas The Moth Diaries

The moth diaries

Tal y como he dejado caer en repetidas ocasiones por aquí, más allá del terreno audiovisual la lectura es posiblemente la actividad con la que más disfruto y por tanto a la que le dedico la mayor parte de mi tiempo libre. Y al igual aquí, mi preferencia por géneros como el terror, la fantasía o los thrillers en varias vertientes es notable. No debería sorprender entonces que la simbiosis entre ambos medios es algo que me encanta, especialmente cuando hay tanto donde comparar y analizar.

Basada en la novela homónima de Rachel Klein, la historia sigue a Rebecca, una estudiante del internado para chicas Brangwyn. Rebecca solo espera pasar un gran año escolar al lado de su mejor amiga Lucy, aunque que la llegada de una nueva, misteriosa e hipnótica alumna procedente de Europa llamada Ernessa complicará su objetivo. La amistad entre Rebecca y Lucy a lo largo del curso se va diluyendo ya que Lucy prefiere pasar más tiempo con Ernessa. Pero Rebecca sospecha que hay más detrás de la chica nueva, algo que no encaja con la normalidad y la tranquilidad del lugar.

Si hay algo que me llamaba bastante la atención de la película era ver en los créditos el nombre de Mary Harron, quien en su día fue la responsable de adaptar a la gran pantalla la célebre novela de Brett Easton Elis American Psycho, convirtiendo su adaptación en un pequeño clásico. Pero el logro más sobresaliente de aquel trabajo no era otro que el que Harron hubiese dado su visión sobre un material cuanto menos dedicado y cuyo objetivo no era otro que el de levantar ampollas no siempre de la mejor manera. En este caso, tras haber leído la novela, personalmente me inclino más hacia el lado de la que desde un punto estrictamente narrativo sí se puede considerar una buena adaptación en cuanto a temas y acontecimientos, pero no así respecto a una de las principales virtudes del libro de Klein: la atmósfera.

El detalle importante de que el libro este narrado a partir de fragmentos de diario hace que ya de por sí la narración de Rebecca pueda ser puesta en duda, sobre todo cuanto más va avanzando el relato y la fantasía onírica lo envuelve todo dejando muchas más incógnitas que respuestas. Al trasladar la historia a una cinta, ese formato de narración debe desaparecer o de lo contrario el filme sería muy tedioso si tuviera una voz en off permanente. Sin embargo, ese formato se beneficiaba de una ambientación muy gótica en el internado, donde se podía palpar la angustia de Rebecca al sentirse atrapada en el lugar y lo desordenada que podía llegar su cabeza con los pensamientos sobre Ernessa y la trágica muerte de su padre. Hubiera sido muy fácil con la ayuda de la imagen, la música y los sonidos crear todo ese ambiente opresivo en el internado, pero la factura técnica de la película no está a la altura y se siente barata, casi como si fuera un proyecto perdido destinado a ocupar la parrilla televisiva de los fines de semana por la tarde. Sin mencionar también el error a mi parecer de decidir traer la historia a la actualidad cuando hay indicios de que tal vez la ambientación hubiese mejorado un poco más de no haber tenido en Brangwyn móviles o videojuegos a la par que las alumnas dormitan con unos camisones dignos de la época victoriana. La mezcla se siente extraña y habría sido mejor el resultado de haberse decantado por situar la acción en el siglo XX o en los tiempos contemporáneos.

The moth diaries

Resulta también comprensible que se pueda generar un sentimiento de decepción si se ha publicitado la película dentro del género del terror, pues quizás lo más correcto (y también generaría algo de debate) sería haberla encuadrado más hacia la fantasía. La historia juega continuamente con la sugestión por parte de Rebecca, de querer saber si de verdad en el internado están ocurriendo cosas fuera de lo común, si Ernessa de verdad guarda un oscuro secreto o si simplemente es un onírico y extraño coming of age de Rebecca alimentado por los celos hacia Lucy y su nueva amistad. El elemento fantástico de terror gótico está ahí, solo que nunca se termina de ver del todo al igual que ocurría con el libro, siendo esa la principal gracia de la historia, una historia que bebe (ja) directamente de Carmilla de Sheridan Le Fanu o de la propia Drácula de Stoker a las que hacen varias alusiones. Y como toda buena historia de vampiros, la violencia y la sexualidad están muy presentes hasta el punto de que llegan a ser indistinguibles entre ellas, solo que tal vez al estar mucho más sugerida que mostrada de forma tan explícita uno se queda con las ganas de haber visto algo más.

En términos generales se podría decir que la mayor parte del reparto femenino está muy elegido para sus respectivos roles. Sara Gadon como Lucy con esa belleza rubia de ojos azules y cierta dulzura en su persona que la hace el blanco ideal de cualquier amenaza, especialmente si hablamos del canon en la narrativa gótica; Lily Cole como Ernessa cuyo físico, rasgos faciales y carácter más silencioso pero controlador hace que destaque entre un ambiente de internado homogéneo y Sarah Bolger como Rebecca siendo el prototipo perfecto de chica que parece que la tragedia ha decidido tomarla con ella, con el único defecto que sus escenas donde rompe en llanto tienen el efecto dramático contrario.

Para finalizar, la película se habría beneficiado de una duración algo más extensa, dejando que los acontecimientos a lo largo del curso se desarrollasen adecuadamente, que las tensiones entre Rebecca, Lucy y Ernessa estuvieran mejor explicadas y por tanto tuvieran más impacto dramático de cara al espectador y tal vez haber optado por un carácter mucho más pesadillesco con más presupuesto. Y aun así, tiene aspectos interesantes sobre la feminidad y lo sobrenatural que siempre son bien recibidos aunque pueden ser insuficientes.

Artículos similares
Reseña de la película Femme

Responder

  He leído y acepto la política de privacidad de filmfilicos.com

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Rafael Mollá Sanmartin
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, eliminación y olvido.
  • Contacto: contacto@filmfilicos.com.
  • Información adicional en: nuestra política de privacidad.